08 Ago

Cultiva tu inteligencia emocional y conviértete en un gran empresario

Cultiva tu inteligencia emocional y conviértete en un gran empresarioDisponer de un elevado capital para montar un gran negocio, contar con un excelente plan de financiación o ser una persona creativa pueden ser aspectos necesarios durante los primeros pasos por el camino de los emprendedores.

Sin embargo, una vez que la empresa ya está lista para funcionar y cautivar al público, hay otros elementos que pasan a ser primordiales para tener éxito en la vida y, sobre todo, en los negocios.

Y es que, quizás tú mismo hayas trabajado alguna vez en un lugar donde desempeñabas una labor que te encantaba pero el jefe no te trataba con respeto o tus compañeros no eran buenas personas, lo que provocó que tus labores dejaran de agradarte.

Y es que a veces las personas con las que nos relacionamos en el mundo laboral son incluso más importantes que el trabajo en sí mismo.

Por ello, si quieres que tu empresa tenga éxito deberás sacarle el máximo partido a tu inteligencia emocional.

Esta muestra la capacidad de las personas de reconocer los propios pensamientos, así como los del resto de personas y saber manejarlos para extraer tanto el potencial propio como el ajeno. Veamos los principales rasgos de la inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional? 

Ya en los años 20, los investigadores especializados en el estudio de la inteligencia comenzaron a reconocer la importancia de los aspectos no cognitivos para resolver problemas.

Fue el psicólogo Robert L. Thorndike quien utilizó el término inteligencia social, para referirse a la habilidad de comprender y motivar a otras personas.

Sin embargo todos los avances de los estudiosos en la materia cayeron en el olvido hasta los años 90, cuando los psicólogos norteamericanos Peter Salovey y John D. Mayer utilizaron por primera vez el concepto inteligencia emocional.

Con este término definían la “capacidad para controlar y regular los sentimientos de uno mismo y del resto de personas y utilizarlos como guía del pensamiento y de la acción”.

Salovey y Mayer concretaron la inteligencia emocional en un gran abanico de habilidades y rasgos de personalidad, tales como la empatía, la comprensión de los sentimientos, la expresión, la simpatía, la independencia, la capacidad de adaptación, la amabilidad, el respeto o la capacidad de resolver problemas, entre muchas otras.

Inteligencia emocional: la esencia del buen emprendedor

No obstante, fue el también psicólogo estadounidense Daniel Goleman quien consiguió popularizar el concepto a través del libro Inteligencia Emocional

Esta obra, publicada en 1995, fue éxito de ventas y se editó en más de 30 idiomas, convirtiéndose en un auténtico best-seller.

Goleman introdujo la inteligencia emocional en el mundo laboral y la planteó como “un sinónimo de carácter, personalidad o habilidades blandas que tiene su traducción en conductas manifestadas, tanto a nivel de pensamientos, reacciones fisiológicas y conductas observables aprendidas y con posibilidades de ser aprendidas, que facilitan la gestión de las relaciones humanas de las personas”.

¿Por qué es fundamental la inteligencia emocional en los emprendedores? 

La actitud de un emprendedor ante la puesta en marcha de un nuevo proyecto es de energía y fuerza. Transforma los problemas en oportunidades, confía en sí mismo, sigue su intuición y se muestra positivo y motivado.

La mayoría de estos rasgos se vinculan con la inteligencia emocional, por eso, tal y como hemos comentado, es vital para que tú como emprendedor consigas el éxito.

Si eres capaz de gestionar tus emociones y las de tu equipo y establecer una buena relación interpersonal con ellos, podrás extraer el máximo potencial.

Muchos estudiosos en la materia coinciden en apuntar que la inteligencia emocional es el secreto del éxito del buen emprendedor.

Así lo confirma la académica norteamericana Amy E. Boren en su artículo “Emotional Intelligence: The secret of successful enterpreneurship?” y el gurú Goleman en su respectivo trabajo “What makes a leader?”

Consejos para cultivar la inteligencia emocional

Reconocer y controlar

Para aprender a tratar a los demás, primero tenemos que conocernos a nosotros mismos. Para ello, es importante que te fijes en qué emociones te provocan determinados acontecimientos y, una vez que las hayas determinado, aprendas a controlarlas.

Imagina, por un momento, que, cuando discutes con una persona que no comparte tu opinión, acostumbras a cerrarte en banda y a no escuchar a tu interlocutor.

Pues esto será algo que tendrás que cambiar, ya que, si quieres ser un estupendo empresario, será fundamental que aprendas a escuchar a los demás, especialmente a tus compañeros de trabajo y a las personas que te ayudan y te apoyan.

Sé optimista

Si quieres tener éxito dentro del mundo de los negocios ser pesimista no te servirá de nada. De hecho, lo que necesitas es ver el lado bueno de todo lo que te ocurra, lo cual también deberás transmitírselo a tus socios o compañeros, ya que, con una buena dosis de motivación, todo sale mucho mejor.

La importancia de la empatía

“No les hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. Seguro que has escuchado esta frase en multitud de ocasiones.

Pues bien, la empatía te puede ayudar a conseguir este propósito, ya que ponerte en la piel de los demás te ayudará no solo a no hacerles daño a otras personas, sino también a saber qué quiere tu público o qué desean tus clientes.

Y es que si intentas ser una persona sumamente comunicativa, aprendes a escuchar a los demás, buscas el lado bueno de las cosas y te pones en la piel de los demás es muy probable que tu negocio sea un éxito. Cultiva tu inteligencia emocional y consigue todo lo que te propongas.

La entrada Cultiva tu inteligencia emocional y conviértete en un gran empresario se publicó primero en Diario de Emprendedores.

Ir a la fuente
Author: Sara Santoyo

Share this